Bienvenido a nuestro "Libro de Cuentos", esperamos que puedas encontrar aquí tus historias favoritas.
RSS

miércoles, 2 de marzo de 2011

El huso, la lanzadera y la aguja

Una joven huérfana vivía sola en una casita perdida en el bosque. Era muy pobre, pero había aprendido a hilar y, como era muy hábil y trabajadora, con las labores que hacía con el huso, la lanzadera y la aguja, conseguía ganarse la vida.

Un día llegó al pueblo un joven príncipe que buscaba esposa y preguntaba a todos por la muchacha más bella y bondadosa. Le hablaron de muchas, las más ricas y elegantes, pero nadie pensó en la joven tejedora.

Pero sí pensaron en ella los objetos que utilizaba para su trabajo diario. El huso saltó de sus manos y empezó a correr por el bosque, arrastrando un largo hilo de oro. La lanzadera hizo lo mismo, pero se detuvo a la puerta y bordó un maravilloso tapete. La aguja empezó a bailar como loca entre los dedos de la joven estupefacta y cosió toallas, cortinas y cojines: con todo ello, la pobre casita se volvió alegre y acogedora.

Poco después llegó el príncipe, guiado por el hilo de oro del huso. La bondadosa tejedora y su agradable casita le gustaron tanto que no le hizo falta seguir buscando: la tejedora sería su esposa.

Se casaron y fueron muy felices.

Leer los comentarios
  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

0 comentarios en "El huso, la lanzadera y la aguja"

Publicar un comentario

 
Adaptación de la Plantilla para Blogger por Kalgash Themes