Bienvenido a nuestro "Libro de Cuentos", esperamos que puedas encontrar aquí tus historias favoritas.
RSS

domingo, 1 de mayo de 2011

La campanilla que nació con suerte

Un rayo de sol traspasó, quien sabe cómo, la nieve y la flor que estaba escondida debajo creyó que ya era abril. Se estiró, creció sobre su tallo, abrió su agujero en el suelo helado y asomó la cabeza.

¡Ahí va!, se había equivocado: todavía era invierno. Todos se burlaban de la inocente campanilla, que habría muerto de frío si un niño no se la hubiese llevado a casa. La puso en agua, en una habitación calentita y allí se sintió como una reina.

Un día la hermana del niño la sacó del jardín y la metió en un sobre, junto a una carta. La campanilla no sabía leer, pero aquellas palabras debían ser muy bellas porque, al final de un incómodo viaje, apretada entre otros sobres y paquetes dentro de la saca del correo, la flor fue sacada del sobre y un joven la tomó amorosamente, se la acercó a los labios y la besó con amor.

Aquel joven se convirtió en un gran poeta y es sus versos no se olvidó de la amada campanilla de las nieves y la hizo famosa; quizás había nacido un poco tonta pero con muchísima suerte, ahorá vivirá eternamente gracias a los versos del poeta.

Leer los comentarios
  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

0 comentarios en "La campanilla que nació con suerte"

Publicar un comentario

 
Adaptación de la Plantilla para Blogger por Kalgash Themes