Bienvenido a nuestro "Libro de Cuentos", esperamos que puedas encontrar aquí tus historias favoritas.
RSS

lunes, 4 de julio de 2011

El dragón y el cíngaro

Un cíngaro llegó a un pueblo desierto. Sólo quedaba un campesino y por él supo que el pueblo estaba asolado por un dragón, que cada día venía a comerse a alguien y que, al día siguiente, se los comería a ellos dos puesto que no había nadie más.

El cíngaro no se asustó y se quedó en el pueblo. A la mañana siguiente se oyó un gran estruendo y la tierra tembló: era el dragón que llegaba. Era gigantesco, pero el cíngaro salió a su encuentro y lo desafió.

- Cómeme si quieres, pero no conseguirás masticarme. Tendrás que tragarme entero y cuando esté en tu estómago te lo agujerearé y morirás.

- ¿Tan fuerte te crees? -se echó a reír el dragón. - ¡Hagamos una prueba!

Agarró una piedra y la apretó en sus garras hasta pulverizarla.

- ¡Bah! -se encogió de hombros el cíngaro. - De las piedras yo soy capaz de sacar agua.

En vez de una piedra, tomó astutamente un requesón y exprimió todo el suero. El dragón quedó tan impresionado que se fue y nunca más volvió.

Leer los comentarios
  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

1 comentarios en "El dragón y el cíngaro"

poli polita dijo...

una caca

Publicar un comentario

 
Adaptación de la Plantilla para Blogger por Kalgash Themes