Bienvenido a nuestro "Libro de Cuentos", esperamos que puedas encontrar aquí tus historias favoritas.
RSS

miércoles, 17 de agosto de 2011

Tortolina y el petirrojo

Un orfebre tenía dos hijas: la mayor, que era bellísima y orgullosa, se llamaba Reinecilla, y la menor, a la que le gustaba mucho cantar, se llamaba Tortolina.

El padre tenía debilidad por la hija mayor. Decía que sólo la casaría con un rey, mientras que a Tortolina se la hubiera dado al primero que la hubiera pedido, por muy humilde que éste fuera.

A Tortolina no le preocupaba ésto. Tenía un amiguito, un petirrojo, y juntos hacían unos dúos maravillosos.

- ¡Tortolina ha encontrado marido! -se burlaba su hermana.

Un día un joven se presentó al orfebre y le pidió a Tortolina por esposa. El padre aceptó inmediatamente.

Después le tocó el turno a Reinecilla. El pretendiente iba vestido de aldeano, pero todos le llamaban Reyezuelo: el padre no dudó un instante que se tratara del hijo del rey disfrazado, venido de muy lejos para casarse con su Reinecilla.

Pero cuál no sería no sería su sorpresa cuando descubrió que Reyezuelo sólo tenía de rey el nombre, y que el esposo de Tortolina era el ¡príncipe Petirrojo, primo del rey!

Leer los comentarios
  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

0 comentarios en "Tortolina y el petirrojo"

Publicar un comentario

 
Adaptación de la Plantilla para Blogger por Kalgash Themes