Bienvenido a nuestro "Libro de Cuentos", esperamos que puedas encontrar aquí tus historias favoritas.
RSS

miércoles, 23 de mayo de 2012

El protector del carretero

Había llovido y el camino se había convertido en un fangal. En un recodo, el carro metió una rueda en un agujero; estaba tan cargado que ni los esfuerzos del burro que lo arrastraba ni las injurias del hombre que lo guiaba consiguieron moverlo un ápice.

El carretero, un hombre necio, se descargó con el burro. Lo llenó de insultos y también golpeó al pobre animal, pero no consiguió nada. Entonces invocó a su santo patrón, prometiendo encenderle una vela si le ayudaba a salir de allí.

- Antes de ir a buscar la vela -le pareció que decía una voz- ¿por qué no dejas de golpear a ese pobre animal que no te ha hecho nada y buscas unas piedras para rellenar el agujero? Descarga el carro todo lo que puedas, toma aquella rama caída y utilízala como palanca.

El carretero, asustado, obedeció sin siquiera darse cuenta de lo que hacía. Cuando terminó y arreó otra vez al burro, el carro salió con facilidad del fango.

- Milagro! -gritó el hombre, empapado en sudor por el esfuerzo. 
- No te confundas -le corrigió la voz. No es un milagro; simplemente hay que usar la cabeza y ayudarse a uno mismo.

Leer los comentarios
  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

0 comentarios en "El protector del carretero"

Publicar un comentario

 
Adaptación de la Plantilla para Blogger por Kalgash Themes