Bienvenido a nuestro "Libro de Cuentos", esperamos que puedas encontrar aquí tus historias favoritas.
RSS

miércoles, 26 de octubre de 2011

Pequeñas historias

En las altas cumbres existen riscos que jamás alcanzará el hombre. Son rocas tan estrechas que únicamente las patitas de las cabras monteses pueden afirmarse en ellas.

Para llegar a lo alto hay unas cabinas pendientes de cables, desde las que los viajeros pueden contemplar las piruetas y saltos de las cabras.

Al subir o bajar la cabina y acercarse a los animales, siempre hay viajeros que quieren sacarles fotos.

Y se diría que la cabra montés se da perfecta cuenta del interés que despierta, ya que parece adoptar una figura interesante, como si preguntase:

- A ver, ¿estoy bien así o me pongo de perfil? Tenga cuidado, porque en esta postura salgo más favorecida. Esperen ustedes a que vuelva la mirada más a la derecha...

Y aún añade:

- Un momento: no quiero que parezca mi cola demasiado larga...

ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

La familia de marmotas se prepara a pasar su larga noche invernal. A muchos niños les habrán dicho ésto alguna vez "Duermes más que una marmota". Y suele decirse, porque la marmota es un animalito que al llegar los fríos se mete en su cueva y permanece durante meses aletargada o dormida.

- ¡Vamos, hijos míos, poned la hierba dentro de casa!
- Ya hemos comido mucho, mamá. ¿Para qué queremos tanta hierba?
- Para cerrar bien nuestra casita. Y así dormiremos tan ricamente.
- ¿Cuánto vamos a dormir?
- Todo el invierno, hijitos.
- ¿Y cuánto es todo el invierno?
- Son días, semanas y meses seguidos. Dormiremos el invierno entero, hasta que desaparezca el frío y nazcan muchas flores sobre la hierba del campo. Entonces habrá llegado el momento y os abriré la puerta de la cueva para que salgáis a corretear.

Leer los comentarios
  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

0 comentarios en "Pequeñas historias"

Publicar un comentario

 
Adaptación de la Plantilla para Blogger por Kalgash Themes