Bienvenido a nuestro "Libro de Cuentos", esperamos que puedas encontrar aquí tus historias favoritas.
RSS

jueves, 31 de octubre de 2013

El valiente Iván y el agua de la vida

Un zar muy viejo se enteró de la existencia de una princesa de cuyos dedos brotaba un agua prodigiosa que rejuvenecía y mandó al mayor de sus hijos a buscarla.

El joven llegó hasta el fin del mundo, pero supo que tendría que atravesar todavía tres puentes: en el primero, como peaje, tendría que dejarse cortar un brazo; en el segundo, una pierna; y en el tercero, la cabeza.

El príncipe, desanimado, abandonó la empresa y regresó.

Volvió a intentarlo Iván, el hijo menor, que llegó más allá de los confines del mundo. En el primer puente, en vez de dejarse cortar el brazo, lo utilizó para inmovilizar a los guardias; en el segundo, usó las piernas para correr; en el tercero, empleó la cabeza para pensar, y consiguió pasar sin ser visto.

Al fin llegó a un castillo de oro. Dentro había una bellísima joven dormida. Iván se disponía a recoger el agua que le manaba de los dedos cuando ella se despertó e hizo que él cayera dormido.

Pero pronto se arrepintió al ver lo valiente y guapo que era y lo despertó con el agua de la vida. Entonces, los dos volvieron junto al zar, que dio permiso para que se casaran.

Leer los comentarios
  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

miércoles, 23 de octubre de 2013

El monedero de Papahígos

Lo llamaban Papahígos porque le gustaba mucho esta fruta, pero nadie sabía su verdadero nombre ni de dónde había venido al pueblo.

El joven era un bufón nato y sus gracias hacían reír a todos; por éso todos lo querían y el muchacho se sentía feliz.

Un día, Papahígos se encontró un viejo monedero en el que estaba escrita la frase: "Pide y tendrás". Era mágico y, en efecto, bastaba pedir para conseguir todo lo que se deseara.

El joven comenzó a pedir algunas monedas, luego algunas más... Como no tenía grandes necesidades, daba a los demás todo lo que recibía, pero su repentina riqueza hizo sospechar a sus convecinos que lo acusaron de ladrón y lo expulsaron del pueblo.

Vagando por el mundo, Papahígos encontró a un anciano que parecía un vagabundo, pero que era el rey. Este andaba buscando por todas partes a su hijo, raptado muchos años antes por una maga. En cuanto se vieron, padre e hijo se reconocieron y se abrazaron.

Papahígos llegó a ser rey y, gracias al monedero mágico, hizo felices y ricos a todos los súbditos de su reino.

Leer los comentarios
  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

miércoles, 16 de octubre de 2013

El pintor y su rival

El señor de una rica ciudad encargó a un famoso pintor realizar los frescos de su palacio. Se construyeron los andamios que permitían llegar hasta el techo y el artista comenzó a trabajar.

Sin embargo, a la mañana siguiente el pintor descubrió que su dibujo había sido estropeado con borrones y manchas de todos colores.

Se enfadó mucho pensando en algún rival despechado. El príncipe ordenó que los guardias se escondieran en las salas para sorprender a aquel salvaje, en caso de que volviera, y darle su merecido castigo.

Y atraparon al culpable; era el mono amaestrado del príncipe que, al haber visto al pintor trabajando, había querido imitarlo.

Condenaron al mono a estar encarcelado hasta que estuviera terminada la obra. Cuando al final vio los dibujos, después de mirarlos detenidamente, hizo una mueca como diciendo "¡Yo lo habría hecho mucho mejor!"

- Ahora sí que has demostrado ser un auténtico pintor -le dijo el príncipe riendo. Porque ya se sabe que los pintores no tienen la virtud de la modestia, y para ellos su obra es siempre la mejor.

Leer los comentarios
  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

miércoles, 9 de octubre de 2013

El barril mágico y la espada encantada

Iván el cosaco había salvado a una maga que, a cambio, le había regalado un barril mágico: si se giraba hacia un lado aparecía un castillo; y si se giraba hacia el otro, el castillo desaparecía.

Pero Iván no sabía qué hacer con él y hacía tiempo que esperaba una ocasión buena para cambiarlo por un objeto más útil.

Una noche, encontró a un viejo que le pidió de comer. Iván hizo aparecer el castillo, invitó generosamente al anciano a entrar y le dio de comer hasta saciarse en la mesa que encontraron ya preparada. Al viejo le gustó mucho el castillo y quiso comprarlo; a cambio le daría su espada.

- ¿Para qué la quiero? - la rechazó Iván. Yo ya tengo mi sable.

- Pero ésta es mágica. Basta con levantar un brazo y ella lo hace todo. Para demostrarlo, el viejo levantó el brazo y la espada voló a talar un bosque cercano. El negocio se cerró inmediatamente.

Cuando Iván volvió a su casa, encontró que la ciudad estaba sitiada. Levantó el brazo y la espada venció a todo el ejército enemigo. El zar lo ascendió a general y además le dio a su hija por esposa. ¡Y todo por un gesto de generosidad!

Leer los comentarios
  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

miércoles, 2 de octubre de 2013

Los novios

El trompo se enamoró perdidamente de una pelota que vivía junto a él en el cajón de los juguetes y la pidió en matrimonio.

- Estamos hechos el uno para el otro. Tu rebotas y yo bailo; juntos haremos una magnífica pareja.

Pero la pelota era vanidosa y un trompo le parecía un marido muy modesto, así que lo rechazó.

- Yo vuelo hasta el cielo -explicó- y estoy prometida con un vencejo. Y con él me voy a casar.

Un día la pelota desapareció y el trompo pensó que se habría casado; pero no la olvidó y continuó suspirando por ella.

Mucho tiempo después, un golpe muy fuerte hizo rebotar al trompo muy lejos. La suerte quiso que fuera a parar en la cuneta de un caminito donde también había acabado su vieja amiga.

La pelota estaba muy estropeada, ya que durante todos aquellos años había estado expuesta a la lluvia y a la intemperie, pero el trompo la reconoció y volvió a pedirla en matrimonio.

La pelota, que ya hacía tiempo se había quitado de la cabeza la idea del vencejo, aceptó ahora gustosa, aunque el trompo ya estaba muy magullado y desconchado.

Leer los comentarios
  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS
 
Adaptación de la Plantilla para Blogger por Kalgash Themes