Bienvenido a nuestro "Libro de Cuentos", esperamos que puedas encontrar aquí tus historias favoritas.
RSS

miércoles, 2 de octubre de 2013

Los novios

El trompo se enamoró perdidamente de una pelota que vivía junto a él en el cajón de los juguetes y la pidió en matrimonio.

- Estamos hechos el uno para el otro. Tu rebotas y yo bailo; juntos haremos una magnífica pareja.

Pero la pelota era vanidosa y un trompo le parecía un marido muy modesto, así que lo rechazó.

- Yo vuelo hasta el cielo -explicó- y estoy prometida con un vencejo. Y con él me voy a casar.

Un día la pelota desapareció y el trompo pensó que se habría casado; pero no la olvidó y continuó suspirando por ella.

Mucho tiempo después, un golpe muy fuerte hizo rebotar al trompo muy lejos. La suerte quiso que fuera a parar en la cuneta de un caminito donde también había acabado su vieja amiga.

La pelota estaba muy estropeada, ya que durante todos aquellos años había estado expuesta a la lluvia y a la intemperie, pero el trompo la reconoció y volvió a pedirla en matrimonio.

La pelota, que ya hacía tiempo se había quitado de la cabeza la idea del vencejo, aceptó ahora gustosa, aunque el trompo ya estaba muy magullado y desconchado.

Leer los comentarios
  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

0 comentarios en "Los novios"

Publicar un comentario

 
Adaptación de la Plantilla para Blogger por Kalgash Themes